¡Se le acabó la fiesta!

Cuando menos lo esperas, ya no puedes querer pasarte de listo, le ponen un alto que a muchos de nosotros nos da gusto.

Rebecca, la hija de del jefe de nuestra área, nos ayudaba a coordinar toda la parte de estrategias para comunicación interna de la empresa.

Trabajábamos en un proyecto de implementación de tecnologías. Y la señorita nunca tuvo en sus prioridades, ser comprometida con los trabajos. Su falta de puntualidad, retrasaba todo nuestro trabajo. Por más que intentábamos cambiar el proceso, siempre su falta de compromiso nos afectaba. En las presentaciones no teníamos el material completo si no llegaba. Fue entonces cuando el karma cobró cuentas con un kiosco digital y se le acabó la fiesta.

Su papá por supuesto protegía cualquier acto que la hiciera ver mal antes los de “jefazos”. Y no podíamos vernos tan inmaduros e ir a acusarla cada ves que llegara tarde. Y no fue sólo eso. De verdad que creo que hay personas que simplemente ven fácil ser egoístas y creen que así todo va a resultar a su favor.

Contactamos a la empresa Intus para proveernos de unos kioscos que hacían parecer un control más práctico y funcional. Después de haber trabajado por tantas horas en los resultados que nos daría. Ella le presentó el proyecto a su papá antes de tiempo y por supuesto a pesar de haber dicho que todos trabajamos en el, se incluyó como parte fundamental en la mente maestra.

La primer cosa buena que trajo la osadía de Rebecca, fue que con la autorización directa de su papá, los kioscos llegaron a muy poco tiempo de pedirlos y su instalación fue muy rápida. Así que, nos brindó muy buenos resultados y mejor de lo que esperábamos, yo los únicos que conocía bien como funcionaban, son los de Cinepolis.

Para ingresar a la empresa, tenías que obligatoriamente poner tu clave. De esta forma, los “jefazos” tendrían conocimiento de la disciplina de su equipo de trabajo.

No pasó más de un mes para que Rebecca tuviera que tomar sus cosas e irse casa dándole la oportunidad a una persona que en verdad quiera trabajar y no nos estorbe.

Leave a Comment